Nueve meses después

12.3.11

La vida puede cambiar tanto en un año como en un sólo día. La mía lo hizo un 12 de junio de hace exactamente NUEVE MESES.

Todo lo que había en este blog antes, sólo formaba parte de una transición que por fin terminó, por eso todo, y cuando digo todo, quiero decir TODO, era principalmente porquería, deshechos de algo que formaba parte de mí hace ya mucho tiempo. Y a mi me enseñaron de pequeña, que lo que se da, no se quita y lo que no vale, se tira.

Puede que esto sea sólo el inicio de otra andadura bloggera fallida, o que sea simplemente el principio de algo sustancioso y mínimamente interesante, todavía no lo sé. Usaré una frase que desgraciadamente le gusta mucho a mi jefe: "Andando y viendo".

Pues eso, ya veremos compadres.

Con cariño,
M.

3 comentarios:

  1. No se puede afrontar un reto, por pequeño que sea, con un actitud tan negativa chavala. Ya sabes, pierde un poco de ese "realismo" que tanto paseas por tus morritos y pon un poco de esperanza en esto, que los sueños son un buen motor para tu nuevo periplo.

    Sé que no te hace falta mi ayuda pero aun así vas a contar con mi apoyo.

    ¡Ánimo piruja!

    ResponderEliminar
  2. Que bueno eres, petardo, y esa es sólo una de las razones por las que te quiero tantísimo.

    Eres más grande que la luz del sol.

    ¡Muá!

    ResponderEliminar