Es tan sencillo hacerme feliz, que me de el aire en la cara, que suene la guitarra del Kolibrí...

29.9.11


Gracias gordi, mataré monstruos por ti hasta el día que lluevan pianos.

2 comentarios: